viernes, 20 de enero de 2017

Pan de maíz




Hay pocas cosas, culinariamente hablando, más gratificantes que hacer pan en casa. Lo que desestresa amasar, el olor que invade la casa al hornearlo, y lo mejor de todo, lo rico que esta!!!

Es cierto que cada vez más estamos volviendo, afortunadamente, a la cultura del buen pan. Vuelvo a ver colas en las panaderías tradicionales, las de toda la vida, con su obrador en funcionamiento desde altas horas de la noche. Entiendo que tiene que haber opciones, pero es que el pan pre cocinado es tan malo... A mi me sienta fatal. Nos exactamente que es, no se si es algún conservante o bien es el propio pan, pero cada vez que como (intento evitarlo a toda costa) se me hincha la barriga y me duele el estómago. Cosa que no me pasa con el buen pan....

Compramos el pan en una panadería de las de siempre, pero de vez en cuando lo hacemos en casa. E intento preparar panes que no encontramos tan fácilmente. Como este pan de maíz, tan típico de tierras gallegas y portuguesas. Nos ha encantado y cuando lo repita voy a cambiar la proporción de harina de maíz, haciéndola más presente. Está buenísima. 



INGREDIENTES
250g de harina de maíz, y un poco más para espolvorear
425g de harina de trigo blanca ecológica
20g de levadura fresca (o 7g de levadura seca)
400ml de agua tibia
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
10g de sal

ELABORACIÓN
Empezaremos elaborando una "esponja" o pre-fermento. Ponemos la levadura en un bol y la cubrimos con 250ml de agua. Mezclamos bien. Añadimos la mitad de la harina de maíz y 50g de la harina de trigo. Mezclamos bien. Tapamos el bol con film y dejamos reposar 45 minutos, o hasta que se formen burbujas y tenga consistencia esponjosa.
Añadimos, sin dejar de batir, el resto del agua y el aceite. Incorporamos las harinas restantes y la sal y mezclamos hasta formar la masa. Volcamos la masa sobre la superficie de trabajo y amasamos unos diez minutos, hasta que esté lisa y elástica.
Formamos una bola y colocamos en el bol ligeramente aceitado. Cubrimos de nuevo y dejamos levar una hora, o hasta que doble su tamaño.
Volcamos de nuevo la masa y le damos unos golpes para desgasar. Ahora haremos el formado. Yo he preparado una gran hogaza, pero podéis hacer dos mas pequeñas. He enharinado, con harina de maíz, un banneton y he puesto la masa a fermentar de nuevo otra hora. Si no tenéis banneton, la ponéis sobre una placa de horno cubierta con un papel de horno y la espolvoreáis ligeramente con harina de maíz. 
Tapáis y dejáis levar otra hora. 
Pre calentamos el horno a 230º. Pasamos con cuidado el pan del banneton a una placa de horno, lo greñamos haciéndole un corte en el centro y lo horneamos 15 minutos. Bajamos la temperatura a 220º y horneamos 20 minutos mas. 
Enfriamos sobre una rejilla y listo para disfrutar!!!





4 comentarios:

  1. El toque de la harina de maíz es una maravilla... Y el olor de la casa mientras tienes un pan en el horno... Pocas cosas me relajan más que amasar y hornear, creo que más que ir a un spa jejeje
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. M'agrada molt fer pa a casa així que...prenc bona nota de la teva recepta!
    Petoents i bona setmana!
    Olga

    ResponderEliminar
  3. Qué pan más bonito!! Y sí, tienes razón, no hay nada más gratificante que hacer pan en casa... qué rico está!! Bss.

    ResponderEliminar
  4. Amo el pan hecho en casa, Pili, y como tú también "odio" el pan pre-cocido de las panaderías comunes... qué mal me sienta, no tiene gusto, ni nada. Pero el pan hecho por una misma es otra cosa... tú receta me ha gustado mucho y este año aún no he amasado nada... a ver por dónde empiezo... Besos guapa.

    ResponderEliminar

Muchas gracias dejar tu comentario, no sabes la ilusión que me hace que me hayas leído!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...