martes, 19 de febrero de 2019

Hokkaido Milk Bread


En momentos de aburrimiento, o cuando simplemente me apetece relajar la mente, me encanta perderme por Pinterest. Que una foto que me llame la atención me lleve a otra… Y así durante un rato.
El otro día miraba recetas de panes. Hacía mucho que no preparaba pan en casa y tenía ganas de hacer alguno. Y así, saltando de foto en foto llegué al Hokkaido Milk Bread. 
Me llamaron la atención dos cosas, el nombre y la foto. Un pan super esponjoso con un nombre un tanto extraño.

Hokkaido es el nombre de una isla al norte de Japón. Pero según he podido averiguar después, el nombre no se refiere tanto al lugar geográfico como al tipo de pan que allí se hace. Como característica especial lleva Tang Zhong, una especie de roux de agua utilizado en algunos panes asiáticos que hace que los panes queden suaves y esponjosos. Esta técnica es originaria de Japón pero se popularizo en China. 

Bueno, pues después de haberlo probado en casa puedo confirmar que es verdad que el pan queda jugoso, tierno y muy sabroso. No es un pan de molde al uso, pero tampoco es un brioche. Es algo intermedio. Y os puedo decir que tanto con dulce como con salado esta delicioso. ¿Os animáis a prepararlo? 



INGREDIENTES
Para el tang zhong (Roux de agua):
6 cucharadas de agua 
2 cucharadas de harina de fuerza

Para el resto: 
1/4 taza de leche entera 
1 1/2 cucharaditas levadura seca de panaderia 
2 1/2 tazas (aproximadamente 320 gramos) de harina de fuerza
además hasta a 1/4 taza (30 gramos) más 
1 cucharadita de sal 
1/4 taza de nata para montar
1/4 taza de azúcar 
1 cucharada leche condensada
2 huevos, 1 para la masa y 1 para pintar el pan 
2 cucharadas mantequilla, en pomada
1 pizca de leche o agua, para el huevo batido

ELABORACION
Empezamos preparando el tang zhong. En un cazo, batimos las 6 cucharadas de agua y 2 cucharadas de harina hasta que no queden grumos. Calentamos la mezcla a fuego medio-bajo, batiendo constantemente. Lograremos una consistencia espesa después de pocos minutos. Retiramos del fuego. Dejamos enfriar a temperatura ambiente.

A continuación, calentamos la leche brevemente para que este tibia al tacto. Espolvoreamos la levadura en la leche, mezclamos y dejamos reposar por 5 a 10 minutos para que la levadura se active (verás la leche comienza a hacer espuma).
Mientras tanto, mezclamos las 2 1/2 tazas de harina, la sal y el azúcar en un bol grande. En otro bol,  batimos el tang zhong, la nata, la leche condensada y un huevo.

Cuando esté listo, añadimos la mezcla de la levadura a los ingredientes húmedos y batimos suavemente, apenas para incorporar. Hacemos un hueco en medio de los ingredientes secos y vertemos todos los ingredientes húmedos. Removemos con una cuchara de madera hasta que la mezcla forme una pasta que se suelte, y cambiamos a utilizar las manos o una amasadora. Amasamos durante 4 a 5 minutos, o hasta que la masa forme una bola semi lisa. Si la masa está todavía bastante pegajosa, espolvoreamos la harina extra sobre la masa y amasamos un poco mas. 

Añadimos la mantequilla a la masa, una cucharada a la vez, amasamos después de cada adición. Añadimos la segunda cucharada de mantequilla sólo después de que la primera se ha incorporado totalmente. Finalmente se debe formar una masa suave y flexible que es fácil de trabajar. Amasamos por otros 4 a 5 minutos, hasta que la masa esté suave y elástica.

Colocamos la masa en un bol grande y cubrimos el bol con un paño de algodón. Dejemos reposar durante 1 a 2 horas, o hasta que doble el volumen. 
Desgasificamos ligeramente la masa y la dividimos en tres o cuatro partes iguales. Estiramos cada parte con un rodillo, formando un rectángulo largo que enrollaremos. Los vamos colocando  en el molde, que habremos forrado con papel de horno. Repetimos con las partes restantes.

Volvemos a cubrir la masa y la dejamos que vuelva a duplicar volumen, otra hora o así.  Mientras, pre calentamos el horno a 180º, calor abajo y arriba. 
Batimos el segundo huevo con un chorrito de leche o agua y pintamos bien la masa. Ponemos en la parte central del horno. Horneamos durante unos 30 minutos, o hasta que se dore la parte superior. Sacamos del horno.
Dejamos enfriar y ya lo podemos disfrutar!!. 





5 comentarios:

  1. No sé como estará de sabor, pero desde luego tiene una pinta exquisita!! bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta impresionante!!! De los de rpetir una y otra vez!

      Eliminar
  2. Esto se tiene que provar sí o o !!!!

    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  3. WauH!! Se ve fantástico... lo había visto hace tiempo pero con un nombre distinto no se si porque creo recordar era de limón o era otra cosa. Pero se formaba igual la masa. Me ha encantado queda tan bonito. Algún día tendré que intentarlo. Un beso guapa que pases un gran día!

    fitnomasfat.com

    ResponderEliminar
  4. Q preciosidad de pan si está tan rico como bonito tiene q ser un verdadero manjar .mil besicos querida amiga

    ResponderEliminar

Muchas gracias dejar tu comentario, no sabes la ilusión que me hace que me hayas leído!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...