martes, 19 de junio de 2018

Tarta de pollo


Por fin han llegado las buenas temperaturas, las ganas de salir y de pasar tiempo fuera de casa. Ha sido una primavera larga, que a mí personalmente me ha encantado porque adoro el tiempo lluvioso. Yo creo que en otra vida fui inglesa…

Es hora de hacer planes, de aprovechar los días largos, de playa, de paseo, de amigos, de familia. Y ya sea para hacer un picnic o para dejar en casa para comer o cenar, una buena tarta salada es siempre una opción que no falla. 
Además en esta ocasión es una receta de aprovechamiento. Es muy de verano el pedir pollo asado para comer el Domingo. Al menos en nuestra casa. Y normalmente nos sobra… Porque con el calor no comemos tanto y siempre compramos de más. Bien, pues además de hacer la típica ensalada con las sobras de pollo, tenemos más alternativas. 

De verdad, probadla. Es fácil de hacer. Se prepara con antelación. Y está muy buena!!!. Viva el verano!!


INGREDIENTES
4-5 láminas de masa filo
Una cebolla mediana
350 g de carne de pollo asado desmenuzada
2 cucharadas de mostaza
80 ml de vino blanco
80 g de leche
2 huevos
150 g setas (las que más os gusten)
1 calabacín cortado en rodajas
Orégano 
Sal, pimienta
AOVE

ELABORACION
Picamos finamente la cebolla, las setas y el calabacín. En una sartén grande ponemos la cebolla a pochar con un poquito de aceite de oliva virgen extra. Cuando empiece a estar transparente añadimos las setas y el vino blanco. Dejamos que este evapore y las setas se cocinen. Agregamos entonces el calabacín y el orégano. Rectificamos de sal y pimienta. Añadimos el pollo y mezclamos bien. Reservamos.
En un bol, batimos los dos huevos con la leche y la mostaza. Echamos la mezcla de pollo y verduras y mezclamos. Reservamos.

Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos un molde de tarta o quiche. Extendemos una lámina de masa filo sobre el mismo y pintamos suavemente con aceite de oliva. Colocamos encima otra lámina y pintamos con aceite. Repetimos la operación hasta disponer 4-5 láminas. Vertemos el relleno y horneamos a 180ºC durante 35-40 minutos con calor arriba y abajo. 
Se puede tomar tanto caliente como fría. Lo ideal es acompañarla de una ensalada. 



viernes, 20 de abril de 2018

Fricandó de seitán (receta vegana)



Llevo una temporada con mucho trabajo, viajes, gripe... de todo un poco. Total, que no he cocinado (ni fotografiado ni nada de nada) desde hace una temporada. Pero tenía esta receta preparada desde del otoño (siiiii, desde otoño, ni yo me lo creo....). La hice con setas de temporada que encontramos en una de nuestras salidas al bosque. Pero la podéis preparar igual con setas de cultivo o incluso con setas deshidratadas. O hasta sin setas... Depende de vuestro gusto.

Ya os he contado que me gusta probar alternativas a la proteína animal. Y no solamente por un tema de concienciación, sino por probar cosas nuevas.
Este plato me lo sugirió la cuñada de una de mis cuñadas. Me decía que ellos lo hacen mucho y que les gusta mas que el original de carne.

Y yo, que las pillo al vuelo, me quedé con la idea. La verdad es que está buenísimo. Por supuesto que las setas de temporada ayudan, pero incluso sin ellas estaría muy rico.

Si no habéis probado nunca el seitán os animo a hacerlo. Es mucho mas agradable de comer que el tofu (al menos para mi....) y con una buena salsa queda increible.

INGREDIENTES (para 4 personas)
1 bloque de seitán, cortado en lonchas finas. (son unos 400g)
1 cebolla
2 tomates
150g de setas variadas
Medio vasito de coñac
harina de arroz
Almendras fileteadas
aceite de oliva
sal
pimienta negra
laurel
tomillo
perejil

Para acompañar (opcional)
150g de azukis y soja verde (mezcla o solo uno de los dos)


ELABORACION
Ponemos los azukis y la soja en remojo 8 horas antes de preparar la receta.

Pasado ese tiempo, las ponemos a hervir junto con una hoja de laurel y un poquito de sal durante 40-50 minutos a fuego medio-bajo. Reservamos.

Salpimientamos el seitan, enharinamos y doramos en una sartén con un poquito de aceite caliente. Vamos sacando a una fuente con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Reservamos.

Pelamos y picamos la cebolla. La ponemos a pochar en la olla con un chorrito de aceite y una pizca de sal. Pelamos y troceamos los tomates y los añadimos al guiso cuando la cebolla empiece a tomar color. Dejamos que los tomates pierdan parte de la humedad (unos 10-15 minutos) y agregamos las hierbas aromáticas: una  hoja de laurel y un poquito de tomillo. Mezclamos bien e incorporamos el seitan. Vertemos el coñac y dejamos evaporar ligeramente. Añadimos enteonces  medio vaso de agua y dejamos cocinar destapado a fuego bajo durante unos 15 minutos.
Pasado este tiempo, picamos ligeramente las setas y las salteamos en una sartén con un chorrito de aceite. Sazonamos y añadimos a la olla. Dejamos que cueza tapado durante 5 minutos más. Añadimos  por ultimo unas almendras fileteadas y un poquito de perejil.

Servimos las legumbres con un poquito de aceite de oliva virgen extra y por encima añadimos el fricandó de seitán. 



viernes, 16 de marzo de 2018

Tarta de puerro y gambas


Es viernes. Y los viernes son días de cenas relajadas. Nada de prisas como el resto de días laborables. Toca cenar tranquilamente, buena conversación, unas risas y por supuesto algo rico en la mesa.

Los niños cenarían cada viernes pizza, bueno combinada con tortilla de patatas y croquetas. Y de hecho la pizza casera es muy rica. Pero me gusta combinarla con tartas saladas. No es una pizza, pero es parecido y además es una manera de que coman verduras sin rechistar. 

De todas las tartas saladas mi preferida es la que lleva puerro. Aun recuerdo hace años, bastantes años, cuando una de mis amigas de los veranos me pasó la receta del relleno. (Mónica, te acuerdas???). Desde entonces la he preparado muchas veces, la he tuneado y la pura verdad es que casi nunca la hago exactamente igual. Pero la que os traigo hoy es la que más nos gusta en casa.

¿Y vosotros, como empezáis el fin de semana?

INGREDIENTES
Para la masa:
200 gr. de harina
100 gr. de mantequilla
1 huevo
2 cucharadas de agua fría
1 pizca de sal

Para el relleno:
3 puerros medianos
100g de gambas peladas
30g de bacon ahumado en trocitos muy pequeños
3 huevos
1 brick de 200ml de nata líquida (en mi caso de "nata" vegetal de arroz)
Sal
Pimienta
AOVE

ELABORACION
Empezaremos preparando la masa para la tarta. Para ello, pondremos en un cuenco la harina, 2 cucharadas de agua fría, la mantequilla a punto de pomada, un huevo y una pizca de sal. Amasamos hasta conseguir una masa compacta. La envolvemos en film y la meteremos en la nevera durante 1 hora. Pasado este tiempo, estiramos la masa con la ayuda de un rodillo. Con esa cantidad de masa, salen dos tartas como la que veis en la foto. Podéis congelar la mitad de masa para preparar una tarta otro día.  Forramos con la masa un molde desmontable. Cubrimos la masa con papel de horno y le ponemos peso (garbanzos, bolitas de hornear...)   para que no suba al hornear. Horneamos a 180º C durante 20 minutos, con el horno pre calentado.

Mientras se hornea, preparamos el relleno.
En una sarten con un poquito de aceite ponemos el bacon y cuando empiece a dorar, añadimos el puerro bien picado. Rehogamos hasta que este pochado. Añadimos entonces las gambas y apagamos el fuego. A parte, batimos bien los tres huevos con la nata. Salpimentamos y le añadimos la mezcla de puerro, gambas y bacon.

Sacamos el molde del horno, retiramos el papel y el peso con cuidado y vertemos la mezcla dentro. Horneamos durante 15 minutos a 200º.

Esta riquísima tanto fría como caliente.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...